miércoles, 12 de octubre de 2011

Cuando tu pareja es de otro país.

Nos enamoramos de una persona que vive en otro país, y el primer pensamiento que pasa por nuestra cabeza es: ¿ me quiere? ¿va a funcionar?  ¿qué hacer para estar juntos? ¿tenemos las cosas en común? Si hay amor, entonces ya tenemos algo muy grande en común, ya tenemos de dónde partir. El amor nos visita sin avisar, pero éste inesperado y caprichoso huésped se quedará con nosotros por largo tiempo solo si le damos la atención que espera y lo vamos a atender como se merece.

Sabemos que no todas las relaciones sentimentales tienen un final feliz, y no siempre las cosas nos salen como deseamos. Por supuesto que para un hombre es mucho más fácil y práctico tener una relacíon de pareja con una servicial vecina que vive al lado y le toca la puerta todas las noches, que con una mujer que vive al otro lado del mundo y apenas le puede regalar unos besos volados por webcam.

No todos los matrimonios con las personas de otros países funcionan, hay uniones muy felices y otros son un verdadero desastre. No debemos olvidar nunca: nos unimos a otra persona para duplicar nuestra felicidad y no para disminuir. ¿Con esta persona soy más feliz que cuando estaba solo?

¿ Sabemos todo uno del otro? ¿Estamos preparados a negociar, ceder, tolerar, y hasta sacrificar o aguantar algunas cosas? Hay muchos secretos inconfesables que a ser revelados pueden tirar abajo todas nuestras ilusiones y nuestros sueños. Cuando estamos muy enamorados y no estamos en condiciones de pensar con claridad, decimos convencidos: por este amor soy capaz a todo, pero en la practica: a muy poco.

Una chica me dijo: "estoy tan enamorada, que para estar con el soy capaz de cruzar el océano nadando". Tú puedes estar con ganas de cruzar el océano, pero quizás él no quiere mojar por ti ni siquiera un pie en la piscina, debes estar muy segura que tu amor es correspondido. Cada uno de nosotros sabe qué lo que busca en una pareja, qué espera, qué puede tolerar, en qué ceder y qué lo que no esta dispuesto a cambiar por nada del mundo.

Estar juntos o no estar, es un asunto de pareja, y la pareja no es uno, sino dos personas, necesitamos llegar a un acuerdo, y si vivimos lejos, colaborar para poder estar juntos en menor tiempo posible. Si estan convencidos que son uno para el otro, hay que tomar las cosas con calma y madurez, sin desesperación, no entrar en pánico, no pelear con todo el mundo, no angustiarse y evitar la depresión y el estrés.


Si son de diferentes origenes pero viven en el mismo país, las cosas son mucho más sencillas: se conocen personalmente, tienen el contacto físico, tienen la oportunidad de conversar mirando a los ojos, observar la manera de ser y de pensar, conocer a los familiares y amigos, pasar juntos las vacaciones, y los dos deciden el futuro de esta relación.

Pero la mayoría de personas conocen a sus parejas extranjeras vía internet, y las cosas se complican, todo se basa en la confianza, en la honestidad, estan apostando todo sin estar seguros si el otro juega limpio o no. Una buena persona es una buena persona, tenga la nacionalidad o el origen que tenga, pero tienen que tomar en cuenta que en algunos países el casamiento con los extranjeros no es muy bien visto.

Antes de tomar la decisión tan importante como es el casamiento con un extranjero, deben buscar alguna información de la persona con quién desean casarse, si tiene su web, blog, facebook, twitter, leen de qué escribe, qué lo que dice, cómo piensa, no deben conformarse solo con el chat y sus emails, el puede ser un hombre casado y con hijos que solo quiere divertirse, o peor de todo, algún delincuente buscado por la policía.

Si deciden ir a vivir a un país absolutamente desconocido y lejano, es muy importante y será de gran ayuda el conocimiento de las leyes y las costumbres locales, y por supuesto sería lo ideal y muy útil saber algo de idioma lo que va a permitir entender mejor qué lo que pasa alrededor.

Toman en cuenta que hay países dónde el divorcio no esta permitido, y la custodia de los niños siempre tiene el padre, deben estar muy seguras que toman las decisiones correctas y estan preparadas de asumir este riesgo, así evitarán de refugiarse en las embajadas y llorar a mares pidiendo ayuda para regresar a su país y recuperar a sus hijos.

No olviden: una persona educada y bien informada, es una persona segura y protegida. No es una buena opción cerrar los ojos y los oídos a ciertos problemas, y ser como en la canciones de Shakira: bruta, ciega, sordomuda, torpe, traste, testaruda...rabiosa...y loca con mi tigre. Una mujer inteligente y prudente es una mujer ganadora.

¿ Dónde vivir ? Lo más inteligente sería vivir en un país que proporciona más seguridad, tranquilidad, la posibilidad de desarrollar sus carreras y dar a sus hijos una buena educación. Hay que tomar en cuenta quién de los dos esta mejor economicamente, quién tiene la casa propia y el trabajo más estable y mejor pagado, quién pierde menos mudando a otro país.

Me escriben muchas mujeres latinoamericanas que se casaron con unos guapos vagos extranjeros que les enamoraron por internet y ahora no saben qué hacer con estos inútiles mujeriegos. Los ociosos e infieles hay en todas partes del mundo, en este caso, consume lo que tu país produce, no hay necesidad de traer un bueno para nada desde extranjero.

Es cierto que hay hombres que tienen cuentas en todas las paginas de amistades y contactos diciendo lo mismo por lo menos a 50 mujeres, y se quedan con aquella que está mejor economicamente y les puede dar una vida placentera sin preocupaciones.

Buscar la pareja vía internet es un asunto muy delicado, hay que ser cuidadoso, desconfiado y precavido, es como un juego de azar, si tienes suerte, llevas el premio mayor, sino juegan contigo y te dejan en la ruina sentimental.

La relación es mucho más fluida y exitosa si la diferencia de edad no supera 10 años (hombre 10 años mayor o 10 años menor), si no tienen hijos o tienen hijos mayores de edad, si son de las mismas creencias religiosas o ambos son ateos, tienen el mismo nivel de educación, las costumbres, si tienen la vivienda propia, si viven solos y son economicamente independientes.

Antes de viajar a país de tu pareja, debes saber dónde vas a vivir y en qué condiciones, lo ideal sería visitar este lugar en vacaciones antes de casamiento, pero la mayoría de parejas no pueden permitir éste lujo y confíen a ciegas en lo le cuentan. Es importante saber si su pareja depende economicamente de sus padres, porque vivir en un país desconocido y en una casa juntos con muchos familiares de su pareja: padres, hermanos, sobrinos, tíos, etc, puede ser una ventaja para más rápida adaptación y aprendizaje de idioma, como también un total infierno dónde no hay privacidad, y tus opiniones nunca tomarán en cuenta.

Si ambos tienen las diferentes creencias religiosas puede ser un problema, deben hablar antes sobre este asunto, en qué religión van a criar a sus hijos, quizás deciden convirtirse en la religión de otro, o rechazar cualquier religión si son ateos.

De este tema deben hablar antes de casamiento y no después,  las cosas deben ser claras desde el primer momento, porque pueden provocar muchos conflictos posteriores, debilitar o terminar con el matrimonio.

Lo que se trata de tener el mismo idioma es relativo, puede ser un tercer idioma que saben ambos y le sirven para comunicarse, en un año yo aprendi un español fluido sin problemas, pueden aprender cualquier dialecto si es necesario, las lenguas no deben ser un obstáculo tan grave.

Es necesario saber si su pareja tiene hijos de sus compromisos anteriores, si son menores de edad, cuántos son, con quién viven, quién los mantiene, quizás tendrán que asumir el papel de madre o padre de los niños pequeños de su pareja, y esto no estaba en sus planes.

Estas en tu derecho aceptar o rechazar de casarse con una persona que tiene hijos pequeños, porque sientes que no estas preparado para asumir esta responsabilidad, pero jamás debes tratar mal a los hijos de tu pareja, no tienes derecho, no es correcto, ellos vinieron a su vida antes que tu, ya ocuparon el lugar en su corazón, eres una persona extraña para ellos, es importante que te respeten y confien en ti, pero esto no se regala, se gana.

Cuidado de enamorarse de alguién que no te corresponde de la misma manera, tú haces todo por el, y él no mueve ni un dedo por ti, no va a funcionar. Cómo van a repartir los gastos, quién va a pagar el pasaje de la pareja que viene, quién va a correr con los gastos de los trámites de documentos, etc., es el asunto muy personal que deciden ambos.

Hay diferentes casos: el hombre asume absolutamente todos los gastos; comparten en partes iguales; cada uno aporta economicamente lo que puede; los padres de uno o de ambos novios pagan todas las cuentas, en fin, hay de todo.

No me enamoro tan facilmente, a mi muy difícil impresionar o impactar, pero una vez dije "si" sin pensar a un hombre extranjero que me ofrecía el matrimonio, decía que me quería (no quería a nadie), y le dije en broma: "el vestido de novia corre por tu cuenta".

Hace un par de años no sé nada de el, creo que sigue ahorrando para mi vestido, o se casó con alguna cariñosa rubia (su debilidad) que estaba dispuesta a pagar su esmoquin (tiene gustos extravagantes). Es un anécdota que recuerdo con una sonrisa y mucho sentido de humor.

Los trámites de documentos para casarse con un extranjero no deben ser un problema, por lo menos en Perú, dónde yo vivo actualmente, muchas de mis amigas peruanas se casaron sin ningún problema con sus novios extranjeros de los Estados Unidos, Canadá, España, Alemania, Inglaterra, Países Bajos, Francia, etc., parece que a todas las cosas van bastante bien, y algunos viven por temporadas en ambos países.

Convivir con una pareja extranjera solo es posible si los dos viven en el mismo país por diferentes razónes: trabajo, estudios, vacaciones, etc, pero cuando deciden o deben regresar a su país de origen, en muchos casos por no estar casados, no permiten viajar juntos, y la relación termina. 

Dicen que los amores a distancia son de los hombres con cojones y de mujeres con ovarios, no me asustan las dificultades, me fascina saber que alguien hace todo lo posible e imposible para tenerme, puede contar conmigo, será correspondido. No quiero estar con un hombre que quiere tener todo fácil, que no quiere luchar por nada, que no es capaz de defender su amor, que es conformista, que tiene miedo de todo y no es un hombre de palabra, un cuadro bastante triste. 

Me di cuenta que nunca tuve los novios y pretendientes de mi páis de origen, todos eran extranjeros, y no lo sé porque. Mi primer pretendiente que quería salir conmigo era de Amsterdam, tenía 22 años, y siempre me regalaba los mejores tulipanes que encontraba en Moscú.

Yo tenía solo 16 años, era mi primer año en la universidad, no pensaba en el amor, estaba sola en el mundo, y me refugiaba en los estudios, en el ballet y en el patinaje sobre hielo.

Ahora él es un profesor universitario en Groningen, un hombre serio y admirable que me envia cada domingo un tulipán virtual diferente con un par de palabras, nunca me dejó de querer y no sabe que tengo un blog.

Lo sé que vivir sola no es lo ideal, acepto que con buen hombre al lado me sentiría más segura, más protegida y posiblemente más feliz. Si un hombre no viene a duplicar mi felicidad y hacer mi vida más placentera, no lo quiero a mi lado, jamás estaré con alguien que me hace sufrir, llorar, que me levanta la mano, que me engaña con otra mujer, que me grita y me insulta como un troglodita...no soporto a los tipos tontos y primitivos que no evolucionan.

Cuando tu pareja es de otro país, pueden surgir algunas dificultades, pero si hay amor y mucho deseo de estar juntos, las pueden superar con éxito. Como dicen: no entiendo tu idioma, no sé de qué me hablas, pero cómo me hablas y cómo me miras, puedo decir sin equivocarme que tus palabras son de amor.

By Liou.

Leer más... El ciberamor y los hombres.
Leer más... Los hombres en la edad de amar.
Leer más... Las deliciosas y enigmáticas mayores de 40.
Leer más... Las bellas y famosas mayores de 50.
Leer más... Mis frases de amor.

4 comentarios:

FERNANDA dijo...

Excelente blog, me encanta lo que escribes, eres totalmente acertada en todo y soy del mismo pensamiento que tú. Hoy estoy casada por segunda vez y es con un extranjero Americano, soy Colombiana, nos conocimos por internet y no hubiese dado este paso de no tener claro lo que soy y lo que quiero. Somos muy felices, damos todo por nuestra vida juntos y como bien dices tú, eramos felices antes de conocernos, hoy somos doblemente felices...

12fabianna dijo...

TIENES TODA LA RAZÓN, PUES EN MI CASO NO TUVE SUERTE, LA PERSONA QUE PENSÉ QUE ERA EL IDEAL, PUES NO MUEVE NI UN DEDO POR MI, DE SEGURO ES PORQUE NO HAY AMOR, ASÍ QUE YO YA ESTOY CONSCIENTE QUE MI VIDA CONTINUA SIN EL, FELICIDADES ME HA GUSTADO MUCHO ... SALUDOS

Carolina. dijo...

Llevamos juntos con mi amor 10 años, somos de dos países diferentes y vivimos en un tercer país que no es el de ninguno, hablamos diferentes idiomas, tenemos diferentes color de piel, diferentes culturas, tradiciones.. Somos literalmente como el día y la noche, yo soy extrovertida y el introvertido... Pero a pesar de las diferencias hemos construido una vida juntos, una familia.. Tenemos dos hijos maravillosos que son lo mejor de nosotros...

donitasbOb esponja dijo...

para serte honesto, llevo más de un año con mi pareja de internet, apenas está terminando la universidad y en cuanto eso suceda, vendrá aquí de visita.
La duda es: ¿que debo hacer? ¿Debería besarla? sobre la vivienda, ¿debería ofrecerle mi casa? ¿debería ofrecerle dormir conmigo o como invitada? ¿que se puede hacer y que no para no arruinar las cosas?.