viernes, 19 de febrero de 2010

Evgeni Plushenko y Yana Rudkovskaya.

Evgeni Plushenko es un patinador ruso sobre hielo pero no es un cualquier patinador, es uno de los mejores del mundo. Lo conocen como "Plushénko", pero si pronunciamos bien su nombre y el apellido en ruso , más correcto sería : Yevgueni Pliúshchenko. Él a ganado todo lo que puede ganar un hombre participando individualmente en las competencias de patinaje artístico sobre hielo : siete veces campeón de su país, siete veces campeón de Europa, tres veces campeón del mundo, medalla de oro en Juegos Olímpicos de Turín en 2006 y cuatro veces ganó la medalla de oro en el Grand Prix Final.

Después de 4 años de dedicar su tiempo solo a las presentaciones de exhibición y promover el patinaje como deporte por el mundo, decidió volver a competir de nuevo. Su deseo fue convertirse en campeón olímpico dos veces consecutivas , lo que nadie pudo conseguir en patinaje en los últimos 58 años, pero su sueño no fue cumplido. Plushenko de 27 años y de 1.76 (5' 9") de estatura, ganó la medalla olímpica de plata, esta vez el segundo lugar en Vancouver 2010, Canadá, no pudo obtener de nuevo la medalla de oro como fue hace 4 años en Turín.


Él a presentado los programas tan impecables que a la edad de 16 años, fue el más joven patinador masculino en recibir una puntuación perfecta de 6,0, recibió un total de setenta cinco 6,0 antes que entro en funcionamiento el nuevo sistema de los puntajes en el patinaje. Nadie en el mundo patina como Plushenko, es un conjunto de destreza, fuerza, plasticidad y valentía, tiene un estilo muy marcado, muy de él, muy admirado y imitado en todo el mundo : "yo hablo con el hielo, le confieso , lo enamoro, lo trato de seducir".

Plushenko nació 3 de noviembre de 1982 en Rusia y patina desde los 4 años. Se mudó del pueblo donde nació a San Petersburgo, que se convirtió en la ciudad de sus amores y en su hogar. Él era divertido y sigue siendo, él es un niño grande que no quiere crecer. Cuando paseaba con sus amigos por la ciudad, le gustaba hacer las bromas a las chicas bonitas que patinaban sobre hielo en los parques, por que era todavía muy joven y no tan conocido.

Decía a todas que no sabe patinar y las chicas sufrían para sostener a él sobre patines . Después de un par de minutos empezaba a hacer los triples saltos y las piruetas , siempre le gustaba dar las sorpresas, ser imprevisible, travieso y retadór.

Ahora con su mujer Yana él no cambió, sigue siendo él mismo, le gusta divertirse y hace lo que a él se antoja.Con esta curiosidad casi infantil y una sonrisa picara, llamó la atención de Yana que nunca pensó encontrar en Plushenko todo lo que buscaba en un hombre : un amigo, un confidente, un consejero, un protector, un amante y un marido. Con las primeras medallas llegó también el dinero.

Estaba paseando en su coche de lujo por San Petersburgo y vio a una chica que también manejaba un coche del año a toda la velocidad. Como a Plushenko no le gusta perder, empezó la carrera con la chica y la quizo conocer. Después confesó a la prensa : "me gustó que ella no sabía nada de mi, no sabía mi nombre, tampoco le gustaba el patinaje, era del otro mundo ."

Fue un poco ingenuo de su parte pensar de éste modo, porque San Petersburgo estaba lleno de afiches y enórmes posters con su cara, todo el mundo, amantes o no de patinaje, sabían en la ciudad quien era Plushenko.

No hay peor ciego que el que no quiere ver , pero, bueno. Plushenko se enamoró de la chica, ella era una estudiante universitaria de sociología de nombre Maria ( Masha) Ermák algunos años menor que el. En 2005 a los 23 años Plushenko se casó con Maria Ermak de 20 en una fastuosa ceremonia en hotel "Astoria" en San Petersburgo , se divorciaron en 2008. El único hijo de la pareja nació en 2006 con nombre de Cristian Plushenko pero después de divorcio, la madre decidió cambiar el nombre y el apellido al niño.

Desde ahora el niño se llama Yegór Ermák, no lleva el apellido del padre. La ex mujer pidió a Plushenko la mitad del costo de la vivienda que fue regalada por el , entonces, presidente Pútin como agradecimiento por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Turín de 2006. Plushenko de ninguna manera quizo vender el dichoso departamento y compartir el dinero con su ex mujer, se quedó con el por una razón sentimental .

Fue un premio por su esfuerzo personal y no un bien adquirido en la conviviencia. Su ex mujer respondió a esto cambiando el apellido y el nombre al hijo de ambos y limitando las visitas paternas. Actualmente María Ermák, la ex de Plushenko, está casada por segunda vez con un hombre de 30 años que estuvo enamorado de ella mucho antes que Plushenko. Él es hijo de un coronel y tiene los negocios de construcción. El grave problema de Plushenko es no poder ver a su único hijo cuando él desea, como tampoco sus padres pueden ver a su nieto.

Muchas veces Plushenko venía con sus padres y hermana a visitar a su hijo y su ex no le abría la puerta y enseñaba a su hijo decirle "tío". Las relaciones con su ex y sus ex suegros son más que tirantes pero tratan por todos los medios de llegar a un acuerdo por el bien del niño. Parece que con la ayuda de la prensa Plushenko ya puede ver a su hijo y pasar un tiempo con el. Dice que su hijo patina muy bien y quiere que juega el hockey sobre hielo.

Plushenko no estaba bien en su primer matrimonio y siendo todavía casado, conoce a Yana Rudkovskaya, también casada y madre de dos hijos. Ella nació en Rusia, en Barnaúl, 2 de enero de 1975, de madre médico y padre militar. Tiene estudios universitarios y es especialista en cosmetología, dermatología y ocupa el cargo de la directora en la cadena de los salones de belleza "Franck Provost" en Rusia.

Su ex marido Victor Batúrin (52 años) es un próspero hombre de negocios y un millonario ruso con cual tiene dos hijos Andrei y Nikolai de 6 años (dicen que uno es hijo de su marido de otra relación). Cuando Yana fue invitada a ser estilista y consultora en los vídeos de la nueva estrella rusa de la canción Dima Bilan, se convirtió en su manager .

Con Yana como manager fue preparada la canción" Believe", que llevó a Dima Bilan a ganar "Eurovisión" en 2008. Mientras Dima Bilan cantaba , lo acompañaban en el escenario dos personas más : Plushenko patinando y muy buen compositor y violinista húngaro Edvin Martón tocando un "Stradivarius".

La presentación era fuera de lo común, era tan original como polémica. La canción "Believe" tampoco se salvó del escandalo y fué acusada de plagio, porque la encontraron muy parecida a la canción de Cat Stevens "Wild World".

Todo quedó en nada, solo fueron los rumores y Dima Bilan, acompañado de sus amigos y su manager Yana, regresó a Rusia con la victoria en "Eurovisión"2008. Yana conoce el mundo de la farándula, le encanta salir en la prensa y ser el centro de atención.

Por su trabajo ella siempre esta bajo los flashes y las cámaras y ahora siendo la mujer de un famoso deportista más todavía...y le fascina. Plushenko no se queda atrás , y los dos conforman a una de las parejas mediáticas más populares del momento en Rusia.

La pelea de Yana con su ex marido,  su escandaloso divorcio y sus constantes pedidos de ver a sus hijos, dizque, "secuestrados" en la casa paterna, fueron la noticia en toda la prensa. El ex de Yana es un productor y , como dicen en los diarios rusos, él , practicamente, regaló un contrato a Dima Bilan con cual ella trabaja.

En conjunto con su ex marido tienen muchos negocios que no saben como dividir, pero parece que todo se solucionó pacificamente poniendo como la base el bienestar de dos niños que tienen en común.

Yana fue la tercera mujer del millonario ruso Victor Batúrin y le dolió mucho que su ex marido de inmediato embarazó a una bailarina de nombre Ilona, que pertenece al ballet del famoso cantante ruso Philip Kirkorov, y la convirtió en su cuarta mujer.

La salida de su ex marido con la nueva mujer y también con los dos niños que tiene con Yana, provocó sus protestas. Yana no aprobaba estas salidas y no quería ver a la nueva mujer de su ex cerca de sus hijos. El problema fue la comidilla del momento.

Nadie sabe la verdadera edad de Yana, porque el lugar donde estaban los archivos de documentos se encendió y le entregaron los documentos practicamente basados solo en sus palabras. En documentos se dice que ella tiene 35 años, pero quien la conoce de niña, dicen que tiene cerca de 45.

La edad de Yana sigue siendo un misterio que provoca las murmuraciones en la prensa, hasta la llamaron "Ana Obregón rusa" , comparando con la actriz española de 55 (?!?!) años.
Si Plushenko se enamoró y está feliz con una mujer mayor , solo podemos ser felices por él y por ella. ¿Quién sabe que lo que hace feliz a uno ? Cada hombre sabe que mujer quiere a su lado y que mujer lo hace feliz. Es muy subjetivo, muy personal, las opiniones de terceros en este caso no sirven de mucho. Plushenko y Yana se divorciaron de sus respectivas parejas en 2008.

Se casaron el 12 de septiembre de 2009 en Moscú, en una boda , como dicen "intima", que costó un millón de euros. Moscú es una de las ciudades más caras del mundo sino más cara, una ciudad de contrastes, de derroches de dinero, de lujos ... una ciudad de los nuevos ricos y de los nuevos pobres.
Las bodas rusas se acostumbran a festejar con muchos invitados y a la boda de solo 150 amigos , cómo no, se puede llamar "íntima". El pastel de 2 metros , los anillos de 160 mil euros , el vestido blanco y el vestido lila de los miles de euros que fueron diseñados y confeccionados en Paris y Beirut... Yana muchas veces tuvo que viajar a estos lugares para las pruebas y ver todos los detalles relacionados con el matrimonio.

En la boda cantaron los amigos de la pareja Dima Bilan y el "más más" de la canción rusa Philip Kirkórov entre otros, y es todo un lujo. Kirkórov canta solo por mucho dinero o por amor , esta vez fue por amor , felicitando a sus viejos amigos y deseando la felicidad a la nueva pareja de casados.

Fue Kirkórov quién defendió a Plushenko durante su divorcio de la primera esposa ante la prensa rusa y con Yana hay una vieja amistad, hasta escribe las canciones para Dima Bilan. Ellos pertenecen al showbissnes ruso, se promocionan mutualmente y se lucen para las revistas cuando es necesario y útil para el negocio de ambos.

Yana dijo en una revista: "Kirkorov estaba listo para casarse conmigo." Hay mucho cariño entre ellos y muchos besos por medio que no tratan de ocultar. Dicen que Yana y Kirkorov tuvieron una relación amorosa, que son de la misma edad y se entienden de maravilla. Yana preferió casarse con un hombre más joven que ella.


La pareja deseaba sentir mucho amor en su boda y estar rodeada de amigos "más sinceros y leales", como dijeron. Yana lleva de maravilla con la familia de Plushenko y dice , que ver tan feliz a la madre de su marido la conmovió hasta las lágrimas. La exclusividad de la boda fue vendida a una revista en ruso que tenía el derecho de tomar las fotos de pareja y publicar. Las puertas para otros medios fueron cerradas.

La foto familiar de la boda : los novios, los padres de la novia Alexander y Svetlana Rudkovskaya, los padres del novio Tatiana y Victor Plushenko como también la hermana Elena Plushenko.
Plushenko siempre fue muy generoso con Yana emocionalmente y materialmente. Hay una lista interminable de regalos que ella recibió y sigué recibiendo de su parte.

Su coche preferido es el "Porsche" y ya esta sumando tres en su cochera, aparte de muchas joyas, viajes y ropa que le regala tan enamorado Plushenko a manos llenas. Las opiniones sobre la unión de esta pareja y cuanto va a durar son diversas. Plushenko y Yana dicen que su matrimonio es para siempre y están hablando de tener dos hijos más pronto que se puede y no se cansan de dar las muestras de cariño en publico.

A diferencia de la primera mujer de Plushenko que no le gustaba el patinaje , Yana toma las clases con los mejores entrenadores y le fascina todo lo que hace su marido. Sin ser una patinadora , se atreve a presentarse con su marido en diferentes espectaculos sobre hielo en Rusia, por supuesto sin perder el sentido de humor y disfrutar al máximo de estar juntos.



Plushenko le enseño muchas cosas de patinaje y como dice Yana : "como maestro fué despiadado, muy exigente... y también muy amoroso conmigo. No soy una patinadora pero tener como marido al mejor patinador de planeta me obliga también ser la mejor en todo lo que hago, porque lo amo y verme a su lado con patines lo hace feliz. Él ama al patinaje y yo amo a él."

By Liou.

1 comentario:

sally diaz dijo...

woaooo que padre estuvo todo no sabia muchas cosas de plushenko yo lo adoro es el mejor el rey del hielo